Regístrate
 

¿Olvidaste tu contraseña?

Login Facebook
Regresar

proyecto


IFCO Recycling Dona Becas Para Centro de Composta

Cada bolsa de basura que generamos diariamente en nuestros hogares contiene un 40 por ciento de materia orgánica que puede ser reciclada y devuelta a la tierra en forma de composta para las plantas y cultivos. La utilización de estos residuos orgánicos puede contribuir a la reducción del volumen y peso de la basura que se llevan a los vertederos.

La composta, no es otra cosa que la conversión de residuos orgánicos, tales como restos alimenticios, restos de áreas verdes, vegetales y estiércol entre otros. Cualquier material biodegradable puede ser convertido en compostaje a través de tres procesos: el compostaje casero, el compostaje industrial y la vermicomposta.

En una composta casera, el primer paso es separar los desechos orgánicos del resto de la basura. Se puede incluir toda la basura que se genera en la cocina por ejemplo: frutas y vegetales, cáscara de huevo y sobrantes de comida; así como toda la basura que se genera en el jardín, hojas y flores, entre otros.

Mediante el recogido de los residuos orgánicos,  el compostaje industrial, hace composta a gran escala y el producto resultante se utiliza para el desarrollo agrícola de las mismas ciudades.

La vermicomposta, por su parte, es un tipo de composta que utiliza primordialmente lombrices para degradar la materia orgánica. La composta sirve de hogar para las lombrices, quienes a su vez producen un abono natural que sirve como fertilizante orgánico rico en nutrientes, llamado humus.

En Puerto Rico, la planta de Reciclaje de IFCO, es una de las operaciones de reciclaje más grandes y automatizadas del Caribe con más de 40 años de experiencia en el recogido, procesamiento y mercadeo de materiales reciclables. Esta compañía cuenta con una nueva planta llamada Vivo Recycling, dedicada a la composta industrial, la composta casera y vermicomposta. 

Precisamente, la planta de Reciclaje IFCO donó tres becas con el objetivo de que estudiantes universitarios desarrollen centros de composta en escuelas rurales.  Como parte de esta iniciativa los estudiantes implantarán proyectos de vermicomposta para utilizar los residuos de los comedores para alimentar lombrices.

Los fondos de las becas fueron asignados por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) y son administrados a través del Puerto Rico Recycling Partnership y la Universidad de Syracuse, con participación de personal especializado en composta y vermicomposta de la Universidad de Cornell.

Esta iniciativa ayuda a estudiantes universitarios especializados en ramas relacionadas al ambiente a aprender sobre este proceso de reciclaje a gran escala y los beneficios del mismo de una forma práctica, mientras trabajan. Además de contribuir a la disminución de la cantidad de desperdicios sólidos que se producen en el país, el material orgánico resultante ayuda a operaciones agrícolas a abonar sus terrenos y crear cosechas sin utilizar químicos dañinos a la salud y al medio ambiente.