Regístrate
 

¿Olvidaste tu contraseña?

Login Facebook
Regresar

noticia


Los hombres del gasoducto
Por Gerardo E. Alvarado León
El Nuevo Día
Jueves, 7 de Abril de 2011

Los consultores, contratistas y demás personajes que rodean el gasoducto son figuras que no han estado ajenas a la controversia durante las pasadas décadas, ya sea porque ocuparon puestos públicos, se les imputaron violaciones éticas o fueron acusados a nivel federal por realizar donativos ilícitos a campañas políticas, según lo confirman reportes de prensa de esas fechas.

Los nombres de estos personajes aparecen junto al del director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Miguel Cordero, quien hace dos años regresó a ese puesto tras ocuparlo bajo la administración del ex gobernador Pedro Rosselló (1993-2000).

En ese período -hace 18 años- Cordero propuso un gasoducto como parte del plan gubernamental de diversificar las fuentes energéticas. Sin embargo, el proyecto nunca se materializó.

En el 2001, el Partido Popular Democrático (PPD) subió al poder y el entonces director ejecutivo de la AEE, Héctor Rosario, engavetó el gasoducto concebido por Cordero. Luego, en el 2004, cuando Aníbal Acevedo Vilá asumió la gobernación, comenzó a erigirse el Gasoducto del Sur. Tras el regreso del Partido Nuevo Progresista (PNP) a La Fortaleza y de Cordero a la silla de la AEE, ese proyecto -que ya estaba completado en un 25%- quedó cancelado y comenzó a planificarse el gasoducto actual.

El 2 de julio de 2010, tres semanas antes de que el gobernador Luis Fortuño declarara la emergencia energética que permite el desarrollo acelerado del gasoducto, Cordero firmó un contrato por $2.7 millones con Eduardo Ballori Ballori, socio principal de la agencia de publicidad Ballori & Farré, a quien se le encargó desarrollar el plan de comunicación del proyecto.

A Ballori Ballori, cuyo nombre de pila es Eduardo López Ballori, no le son extraños los temas energéticos, ya que fue comisionado de Energía de 1978 a 1984 bajo la gobernación de Carlos Romero Barceló. En ese tiempo, además, fue miembro de la Junta de Directores de la AEE y de la Autoridad de Desperdicios Sólidos (ADS).

En 1984 fundó su agencia de publicidad, que en un principio se llamó Agora & Associates. Bajo la gobernación de Rosselló obtuvo contratos con el Ejecutivo por $19.1 millones, siendo el de la Telefónica uno de los principales. En 1994, fue contratado por Professional Services Group y Montenay Power Corporation para correr la publicidad de la construcción de una planta de recuperación de energía en Guaynabo.

El 11 de junio de 1991, López Ballori fue acusado por un gran jurado federal, en Nueva York, de haber hecho contribuciones políticas ilegales, a nombre de 17 personas, al comité de campaña del ex senador republicano Alphonse D’Amato. Tras dos juicios celebrados en la Isla, fue absuelto por insuficiencia de pruebas. Este caso lo cubrió hasta el diario The New York Times.

López Ballori está ligado al Partido Republicano. Fue director de finanzas de esa colectividad en la Isla. Contribuyó y dirigió las campañas locales de los candidatos George Bush, Ronald Reagan y Fred Thompson. Curiosamente, en el 2008, le donó $2,300 al comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, quien es demócrata.

Violaciones éticas

El consultor externo de la AEE, Daniel Pagán, quien trabaja para la firma Asesores Ambientales y Educativos, Inc., ocupó puestos públicos bajo la gobernación de Rosselló: director ejecutivo de la ADS entre 1992 y 1997, y secretario de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) entre 1997 y 2000.

En 1996, la Oficina de Ética Gubernamental le imputó haber incurrido en conflicto de intereses al otorgar más de $350,000 en contratos a la firma UNIPRO Architects. Pagán laboró en UNIPRO a mediados de 1992. La Ley de Ética establece que ningún funcionario puede otorgar contratos a empresas en las que haya estado vinculado durante los últimos cuatro años antes de ocupar el cargo. Pagán se defendió alegando que laboró en UNIPRO en calidad de consultor ambiental y no le aplicaban las disposiciones de la referida ley. Simultáneamente, las ejecutorias de Pagán como gerente de Safety Kleen Envirosystemas eran investigadas por la Junta de Calidad Ambiental (JCA), ya que supuestamente permitió que la empresa excediera los límites de almacenamiento de desechos tóxicos y los destinara en tanques no autorizados. La JCA multó a la empresa por $1.5 millones.

Bajo su incumbencia en el DRNA, una investigación de El Nuevo Día reveló la controversia sobre el posible uso de equipos de tecnología satelital para rastrear empleados.

En el 2003, Pagán enfrentó un pleito judicial por violar la Ley de Ética y ocultar o destruir de documentos. Los hechos se remontan a 1999 y estaban relacionados con una subasta para la construcción de una planta de recuperación de materiales reciclables en Toa Baja. La Oficina del Fiscal Especial Independiente le imputó intervenir en la subasta para favorecer a terceros. El Tribunal Apelativo desestimó el caso en el 2005 por falta de pruebas.

En el 2004, la Oficina del Contralor encontró que entre septiembre de 1998 y diciembre de 1999, tiempo en que Pagán dirigió el DRNA, la agencia compró un avión por $277,500, nueve vehículos y 31 fotocopiadoras sin realizar subastas. En una auditoría previa, realizada en el 2002, el contralor halló que Pagán incurrió en una falla administrativa al manejar como una “situación de emergencia” el otorgamiento de un contrato para la operación de una planta de composta en Aibonito.

Asesores Ambientales y Educativos, Inc., registrada en el Departamento de Estado como una corporación sin fines de lucro, es dirigida por Yousev García. La firma tiene dos contratos por $2.3 millones con la AEE para realizar los estudios ambientales del gasoducto.

Yousev es hijo del conocido científico ambiental Neftalí García. Entre abril y mayo de 2010, ambos asesoraron a la AEE sobre el proyecto, pero un mes después Neftalí se retiró por “varias contradicciones” con la corporación pública. Entre esas diferencias, el propio Neftalí mencionó que con el gasoducto, en vez de diversificar las fuentes de energía, la AEE sustituye el petróleo por el gas natural, exponiéndose a quedar a la merced de los precios de ese combustible si en un futuro las reservas escasean o son controladas por un grupo, como pasa con el crudo.

Yousev ha sido asesor de otros polémicos proyectos, como el complejo turístico Dos Mares Marriott Resort, que estaría ubicado en el Corredor Ecológico del Noreste, área a la que Luis Fortuño, a su llegada a La Fortaleza, le quitó la designación de reserva natural.

Miguel Cordero, Director ejecutivo de la AEE

Dirigió al AEE entre 1993 al 2000 (Administración Rosselló).

En este período propuso la construcción de un gasoducto, proyecto que fue cancelado cuando la administración popular de Sila Calderón asumió la dirección de la AEE.

Fue director ejecutivo del municipio de San Juan del 2005 al 2008 (administración Santini).

En el 2009 regresa a la AEE como director ejecutivo (administración Fortuño).

Paralizó el Gasoducto del Sur, proyecto que había iniciado el ex gobernador Aníbal Acevedo Vilá.

En el 2010 propone un nuevo gasoducto de 92 millas desde Peñuelas hasta Arecibo y de ahí a San Juan.

Eduardo López Ballori

Socio principal de la Agencia de publicidad Ballori & Farré

Fue comisionado de Energía entre 1978 y 1984 e integró la Junta de Directores de la AEE y la ADS (administración Romero Barceló). En 1984 fundó su agencia de publicidad, que entonces se llamaba Agora & Associates.

Bajo la administración Rosselló (1993-2000) obtuvo contratos de publicidad ascendentes a $19.1 millones.

En 1991 fue acusado por un gran jurado federal en Nueva York por hacer contribuciones ilícitas por $32,000 a la campaña del ex senador republicano Alphonse D’Amato. Fue absuelto por insuficiencia de pruebas.

Dirigió la campaña en la Isla y fue contribuyente de los candidatos republicanos George Bush, Ronald Reagan y Fred Thompson, entre otros.

Actualmente tiene contratos con el Gobierno que superan los $29 millones.

Daniel Pagán

Asesor de la AEE

Dirigió la Autoridad de Desperdicios Sólidos entre 1992 y 1997.

En 1996, Ética Gubernamental le imputó incurrir en conflicto de intereses, pues otorgó $350,000 en contratos a UNIPRO, empresa donde había laborado. Actualmente, UNIPRO tiene un contrato por $6 millones para supervisar la construcción del gasoducto, aun cuando los trabajos no han iniciado.

Fue secretario del Departamento de Recursos Naturales entre 1997 y 2000.

Bajo su incumbencia trascendió la controversia sobre el supuesto uso de equipos de tecnología satelital para rastrear el paso de sus empleados.

En el 2003 enfrentó un pleito judicial por cargos de violación a la Ley de Ética Gubernamental y ocultación y destrucción de documentos. Se le acusó de intervenir en un proceso de subastas para favorecer a terceros. El Apelativo desestimó los cargos en el 2005.

Yousev García

Director ejecutivo de la firma de consultoría Asesores Ambientales y Educativos, Inc.

Registró su compañía como una sin fines de lucro en 1995.

Obtuvo dos contratos por $2.3 millones para realizar los estudios ambientales del gasoducto.

Es hijo del reconocido científico ambiental Neftalí García, quien entre abril y mayo de 2010 asesoró a la AEE (junto a Yousev) sobre el gasoducto. Al mes, renunció tras diferencias con la AEE.

Fue asesor de los proponentes turísticos Dos Mares Marriott Resort, proyecto que estaría ubicado en el Corredor Ecológico del Noreste.

Comentarios


Carmen Rivera Lunes, 2 de Mayo de 2011 wao. Me gustaria que ALGUIEN SE ENCARGARA DE hacer llegar a todos los medios esta info. semanalmente. En nuestro pais si no se hostiga a los medios no se mueven. tks