Regístrate
 

¿Olvidaste tu contraseña?

Login Facebook
Regresar

ecoagente


Una Plaga Automovilística
Por Vilmarie Taraza
AMERICAN MILITARY ACADEMY, Guaynabo
Periodismo Escolar

    El exceso de carros en Puerto Rico ha llegado a un extremo dañino. La dependencia de los puertorriqueños a sus vehículos ha resultado en la contribución intensificada de la isla en el calentamiento global. Además, ni el gobierno ni el pueblo le han dado a la situación la atención y el apoyo que requiere, llevando paulatinamente al declive de la belleza de la Isla del Encanto. 

¿Cómo es posible que una isla de 100x35 millas tenga 617 automóbiles por cada 1,000 personas?


   Los puertorriqueños han llegado a la conclusión que una mayor cantidad de  carros significa mayor libertad e individualismo. Incluso, se ha encontrado que cada familia boricua tiene un promedio de 1 a 3 carros en su posesión. La situación presente es que la cantidad de automóviles en la isla se ha elevado a 3.6 millones. Es un número relevante al compararlo con los 3.9 millones de habitantes en la isla. ¿Cómo es posible que una isla de 100x35 millas tenga 617 automóbiles por cada 1,000 personas? Cuando el uso vehicular de una familia puede producir unas 20,000 libras de CO2 que son liberadas a la atmósfera, el dilema es aún más crítico. 

   Existen remedios para combatir estos desperdicios sin necesidad de desocupar su cuenta bancaria. La solución universal es el famoso “car pool”. Al disminuir la multitud de automóviles, no sólo se amortiguará la emisión de gases producidas por estos vehículos, sino los insoportables tapones se verán atenuados significativamente. Otra solución sería el uso de transportación pública. Las guaguas públicas y el Tren Urbano son excelentes recursos que impulsan el transporte colectivo. Además, se tiene que fomentar la elaboración de innovadoras tecnologías cuyo propósito primordial es buscar el vínculo imprescindible entre el consumidor y el progreso. Los carros híbridos presentan un alivio relevante ante la producción de gases invernaderos. Estos carros utilizan dos formas de energía mediante el uso de motores eléctricos y de gasolina. El uso adecuado de estos carros puede disminuir la contaminación provocada por los autos por un tercio.

   Puerto Rico, el futuro de sus hijos está en sus manos. Los cambios que se pueden lograr, aunque parezcan insignificantes, se harán visibles en unos años, cuando la colaboración colectiva alcance su mayor impacto. Toda decisión que tome hoy, no sólo lo afectará a usted, sino también al resto del mundo. Empiece desde ahora a tomar conciencia ante la situación mundial que existe, antes que el daño sea irreversible. Limite el uso de su auto a sólo esos momentos de suma importancia y busque siempre como alternativa el transporte colectivo. Si va a comprar un automóvil nuevo, procure tener como opción los carros híbridos y en un futuro, los vehículos que utilicen hidrógeno como combustible. Recuerde, sólo existe un planeta al que llama casa, no lo gaste.

Comentarios


Rosin Cuadrado Santos Lunes, 11 de Noviembre de 2013 Me uno enfaticamente a cada una de las aseveraciones encontradas en este Ecoagente escrita por la Sra Teraza de American Military Academy. Nunca sera suficiente enfatizar el grave daño que ocasionan las emisiones toxicas que lanzan al aire los millones de carros que circulan actualmente en PR y que contribuyen a los cambios en nuestro ecosistema y que son ampliamente conocidos por el mundo entero y que lastiman a nuestro medio ambiente.. Pero que podemos hacer para en alguna forma aliviar o reducir estas emisiones? Tengo informacion valiosa que ayudara a reducir las emisiones toxicas de los vehiculos hasta en un 80% y asi contribuir a vivir en un planeta con menos emisiones toxicas y mas aire puro que tanto necesitamos.. Para mas informacion 787-525-1740